viernes, 4 de julio de 2008

Bulgaria, capital Barcelona

Después de que don Mariano se proclamara en Valencia presidente nacional del PP sin ninguna candidatura alternativa, cosa muy democrática; ahora comienzan los congresos regionales de Cataluña, Baleares, Vascongadas, Extremadura, Andalucía, etc.

Nos vamos a centrar en el de Cataluña, y por tanto del PPC, que comienza mañana. Hasta hace unos días teníamos tres candidaturas: Fernández, Nebrera y Sirera, actual presidente. Posteriormente, Fernández y Nebrera unieron sus candidaturas cosa muy legítima pero ¡oh sorpresa! La recién nombrada vicesecretaria de organización, Ana Mato, dejó caer que sería bueno una candidatura de “consenso” (?) Todavía me pregunto por qué, doña Ana.

Fijaos si lo dejó caer, que sin ir más lejos el martes ya se estaba reunida con Sirera y Fernández para que retiraran sus candidaturas y se integraran (sí o sí) en esa candidatura encabezada por Alicia Sánchez Camacho, la cual ni estaba ni se le esperaba por ningún lado.

Si es que es lógico, si el líder supremo del PP (el nuevo, ¿eh?) no tuvo rival, ¿cómo vamos a tener un mínimo de democracia interna en el resto de congresos? ¿Es acaso una forma de premiar a Alicia después de ayudar a ponerle la zancadilla a San Gil en la ponencia política, junto al dirigente canario José Manuel Arriba España?

Alicia ya ha salido diciendo que no es una candidatura impuesta desde Génova y acto seguido le da las gracias a Rajoy, si es que es muy inocente. Además no ha tardado en manifestar su eterna catalinidad, más que Nebrera la cual no es santo de mi devoción, pero al menos ha mantenido coherentemente su candidatura.

Señores, hagan sus apuestas, a partir de unas horas comienza el espectáculo.