martes, 8 de julio de 2008

¿Qué es lo que nos importa?

Por fin, alegría, alboroto, ha acabado el fin de semana en honor al gran líder Z, perdón, el XXXVII congreso socialista, bueno, ya me entendeis.

Este congreso ha sido más tranquilo que el de los “populares” en Valencia hace dos semanas o los de Cataluña y Baleares, este mismo fin de semana.

Tenemos un PSOE con algunas caras nuevas y más jóvenes, de hecho, Leguina propondrá a su nieta para la próxima ejecutiva federal, pero eso ya es otra cuestión.

Lo que más hay destacar son tres palabras que se empezaron a repetir desde antes del viernes y todavía hoy resuenan en los medios como laicismo, aborto y eutanasia. Lo cierto es que Z , como el mismo ha dicho quiere transformar la sociedad e ir más allá de la alternancia política, cosa bastante grave en cuanto que tiene varias interpretaciones, una es la que no tardó en comentar Esperanza Aguirre, a la cual se le entiende perfectamente, y es que a Z no le va la democracia, que es una frase con claros tintes totalitarios.

Yo voy más allá, el caso es que aunque esta primera interpretación es lógica, lo que me preocupa más si cabe es que ciertamente la transformación de la sociedad vaya más allá de la alternancia, por la sencilla razón de que ésta no supone un peligro para su modelo.

Es decir, mientra Z hablaba, don Mariano y sus marianistas estaban a lo que “realmente importa” que es el precio de las verduras y caerle simpático a los nacionalistas.

Vale, supongamos que tiene razón Rajoy, por tanto estos temas no le importan a nadie y dividen a la sociedad. Por ahora la primera parte ya se cae por su propio peso, porque por lo menos al PSOE le importa y teniendo en cuenta que ahora mismo gobierna en España no es moco de pavo.

Segundo, dividen a la sociedad, perfecto, ¿y tú? ¿de qué lado estás? cabría preguntar; porque como presidente nacional de PP te corresponde dar respuesta a esta ofensiva que ya ellos mismos dicen que la llevarán a cabo por las bravas, sin consensos ni gaitas.

Mariano, necesitamos una alternativa, al menos media España quiere que se defienda la vida, de principio a fin, y que se defienda la libertad de enseñanza, religiosa, de pensamiento, de expresión, lingüística, etc.

Mariano si sigues con evasivas te convertirás en cómplice de todo esto y con tal de no molestar, de ser “centrista”, de no crispar, te arrastrará a ti y a todo el partido. Lo que nos importa hoy día no es que el PSOE se eche al monte, si no que no haya alguien que ponga las cosas claras y las denuncie. Y si tú, Mariano, no sirves para esto, deja el testigo a otro.