sábado, 23 de agosto de 2008

PPC: Pelas Para Cataluña

Aunque el verano es una época políticamente tranquila, todos los políticos se van de vacaciones, incluso el presidente y, como no, a nuestra costa. Este verano se ha vuelto a abrir la caja de los truenos, en este caso en forma de financiación autonómica.

Además del lío que supone los 17 feudos medievales peleándose entre sí, se ha erigido entre todos ellos la gran agraviada, pisoteada y marginada comunidad autónoma de Cataluña, con la puesta en marcha de ese estatuto-constitución de pseudonación mitológica inventada por una casta política con ansias infinitas de poder.

Ese estatuto hablaba de que la financiación se haría de forma bilateral entre el gobierno central y el autonómico, ¡toma ya!, sin tener en cuenta al resto de autonomías, lo que supone romper toda relación de solidaridad entre las distintas partes de España.

La gran incógnita era qué haría el nuevo PP de Rajoy y sus chavales del PPC con Ali Sánchez Camacho a la cabeza. Recordemos que mientras el PP se opuso al estatuto de Cataluña e interpuso un recurso en el TC, con toda la razón del mundo, en el sur de la península, es decir, Andalucía, apoyaba otro en el que se decía que éramos una nacionalidad o no se qué historia, además de alzar loas al “zumbao” de Blas Infante.

Viendo el doble juego del PP en este tema, el PPC no podría ser menos y ha decidido hacer frente común con socialistas, nacionalistas, ecocomunistas y todo partido catalán que se mueva en pos de pedir más recursos (dinero) para Cataluña. Eso sí, todo ello lejos del estatuto.

Para más inri, la señora Camacho ve esto de lo más normal y anima a sus colegas autonómicos a hacer lo mismo en el resto de España, en resumidas cuentas tenemos a 17 PPes peleando por llevarse más dinero cosa que es para empezar imposible, supongo que no todos se podrán llevar más dinero porque no habrá, pero además, es que con esta estrategia lo único que hace es seguirle el juego a los nacionalistas.

¿Dónde está el sentido nacional? ¿Ha dejado el PP de ser un partido nacional y asume las teorías pseudofederales del PSOE? ¿Por qué no hace un frente común el PP y aboga por la austeridad autonómica en vez de por el despilfarro?

A estas preguntas Ali tendrá la respuesta: la pela es la pela.

sábado, 16 de agosto de 2008

Estado de desecho

En estas últimas semanas hemos vivido como la Justicia ha dejado de serlo para convertirse en cómplice de terroristas. Para muestra, un botón, o mejor tres.

Primero y posiblemente el más hiriente es el caso De Juana que tras 25 asesinatos y otra condena por enaltecimiento del terrorismo; ha cumplido la friolera de 21 años, es decir, ni 1 año por víctima.

La gracia es que ha salido tan rápido, entre otras cosas, por lo bueno que ha sido en prisión, ¡angelito! Uno de los títulos universitarios que posee, es el de enfermería expedido por la UPV que hace poco se demostró que no era válido porque aparecían asignaturas que ni existían, pero ahí está este asesino disfrutando de la vida y la libertad que le negó a otros.

También nada más salir apareció una carta en Gara, el periódico oficial de ETA, firmada por De Juana, para qué perder el tiempo en reírse de todos. Por esto se le puede volver a condenar, pero claro, como no aparece la carta manuscrita aquí estamos pasando el rato.

El segundo caso, es el de la etarra Beloki, que a los 47 años se le ha despertado el instinto maternal y quiere tener un churumbel. Para ello, le han dado la libertad, y así someterse a un tratamiento de fertilidad. La gracia, es que a esta pobre mujer le negarían el tratamiento en la sanidad pública y aunque se someta a él, no es necesario que le den la libertad, con algunas horas para someterse al tratamiento sería más que suficiente. Pero todo sea por una causa humanitaria, qué buenos somos, trocitos de pan, ¡vaya!

El tercer caso, se ha producido hace unos días en Guecho donde el hermano del jefe del grupo Vizcaya, Zigor Goikoetxea, amenazó a una concejal del PP, este etarra está en libertad provisional bajo fianza, por cáncer y fibromialgia, enfermedades que no le impiden gritar lindezas a concejales.

Como ya comenté en el blog Parlamento Joven el estado está dejando de lado sus funciones, que son: el cumplimiento de la ley, la defensa de la vida, de la libertad y la propiedad privada, poco más; el resto es puro intervencionismo.

Así tenemos casos como los enumerados anteriormente, porque la ley y la justicia se han convertido en una herramienta al servicio del legislador; pero, como ya sabemos desde hace siglos, nadie está por encima de la ley.

Soluciones hay, como la cadena perpetua, la cual el PP ha decidido no proponer porque resulta, según él, inconstitucional. El portavoz del CGPJ no opina lo mismo y aunque lo fuera ¿qué problema habría en reformar la constitución en un tema como éste? Ninguno, como sugiere Emilio Campmany.

El caso, es que no puede haber libertad para los enemigos de la libertad, una cadena perpetua con revisiones periódicas y por tanto reversible sería algo bastante sensato. Pero claro, para los enemigos de la Nación y sus aliados no conviene y para otros no procede. Tendremos que defendernos con lo poco que tengamos.

sábado, 2 de agosto de 2008

Falacias de la izquierda, silencios de la derecha

Hoy os traigo el último libro de Pío Moa, Falacias de la izquierda, silencios de la derecha. Todos supongo que conocereis a Pío Moa, gran historiador que desde hace ya bastante se dedica a tumbar los mitos de la izquierda durante la II República, Guerra Civil y dictadura. Muchos lo quieren encarcelar y silenciar, es lo que tiene nuestra izquierda patria, siempre tan democrática.

Para mí la parte más interesante del libro ha sido precisamente la segunda, silencios de la derecha... sobre la familia, la educación, la religión, la "amnesia histérica", la negociación con los terroristas. Pío Moa hace una análisis certero, metiendo el dedo en la llaga de todos estos temas tabú para la derecha acomplejada rajoyesca que últimamente vivimos.

Como dice el subtítulo de la obra, si quieres conocer las claves para entender el deterioro de la política española actual, es un libro imprescindible. Sinceramente se lo regalaría a todos los miembros del PP principalmente, para que se despertentaran del letargo.