martes, 24 de noviembre de 2009

Límites

Este fin de semana se manifestaron los agricultores porque no es rentable su trabajo. Hablando con mi padre proponía poner precios máximos o beneficios máximos por parte de empresas intermediarias, cosa que lo único que trae es escasez de bienes, como comentó Juan José Mora en un artículo reciente: Precios máximos.

Por tanto, en una sociedad libre, en un libre mercado (recordemos que el mercado no sólo son voraces empresas) cuando algo no es rentable se deja para poder liberar recursos a otras actividades que sí sean rentables y que los consumidores quieran, porque muchos olvidan que en un mercado quien tiene la soberanía es el consumidor y no la empresa.

Pero mi padre me preguntaba qué harían los agricultores cuyos campos no son rentables, y teniendo en cuenta dos grandes factores como son las subvenciones, empezando por la PAC o el PER "andalú" o los aranceles para que países más pobres no puedan comerciar con nosotros, no deben ser pocos. En ese momento mi respuesta era un simple no lo sé, pero ¿qué respuesta puedo dar? ¿No sería tan arrogante como Z al querer cambiar el modelo productivo?

Es decir, yo no soy empresario, ahora mismo no aplico mi creatividad o capacidad empresarial a dar trabajo a otras personas, por tanto, ¿cuáles son los límites de un economista o de un seguidor de la escuela austriaca? ¿Podemos decir a qué se tiene que dedicar alguién? ¿O podemos decir qué actividad será productiva? Pues no, repito, seríamos tan planificadores y tan arrogantes como cualquier político-intelectual-demás-personaje-vividor-del-cuento.

Lo único que podemos decir es que se han de reconvertir y que debe existir libertad para que un emprendedor se arriesgue en una nueva actividad que puede ser rentable, por lo cual tendrá beneficios y saldrá bien o no será rentable, se habrá equivocado y tendrá que cargar con las consecuencias.