domingo, 7 de marzo de 2010

Cruz Roja y la subvención

Cosas como ésta son las que se hacen cuando se quiere trincar una subvención, en vez de convencer a los individuos para que te financien, pues nada, a partir de ahora a Cruz Roja ni agua por mi parte, que luego no me intenten enganchar en la universidad, ya les da dinero Z y sus ministros.

Mientras tanto la Iglesia católica aumenta su recaudación ahora que no tiene asegurado un mínimo por parte del Estado, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Enlaces relacionados:

Sanidad y Educación promocionan el sexo anal entre niños de 15 años.
Churchill, Zapatero y la solidaridad cristiana