domingo, 28 de noviembre de 2010

Ja tenim parlament a Catalunya

No sé si en catalán se dirá así, pero ya tenemos parlamento en Cataluña. ¿Los resultados? Pues vamos con ellos:

CandidaturaVotosDiputados
Abstención2.092.6980
CiU1.196.79062
PSC-PSOE569.67028
PPC383.52418
ICV-EUiA229.68410
ERC217.80510
SI102.0744
C's105.6803

El gran ganador ha sido la abstención otro año más, así que para empezar 4 de cada 10 catalanes se han quedado en casa o haciendo mejores cosas. Cuando luego el nacionalismo los asfixie que no protesten, porque opciones distintas había, al menos tres no nacionalistas con sus más y sus menos.

Como era de esperar CiU se hace con la mayoría, aunque no absoluta, ya que hacen falta 68 escaños. El PSC-PSOE, pierde 9 escaños y ERC se queda con la mitad pasando de 21 a 10. Con lo cual, el tripartito es imposible de reeditarlo.

Por desgracia Ciudadanos se queda con los mismos escaños que hace 4 años aunque consiga arrancar 20000 votos más y la gran sorpresa ha sido el partido de Laporta que irrumpe con 4 escaños.

Ahora el panorama queda totalmente abierto, ya que lo único claro es que CiU gobernará, la duda es si en solitario con pactos puntuales o con un pacto estable. Los convergentes tienen donde elegir, nada más que tres novias, PP, PSC y ERC. ¿Se echará Camacho a los brazos del que llama ladrones a todos los españoles? ¿El excitante Montilla hará tener orgasmos democráticos a Mas? ¿O será el que insulta a los andaluces la pareja del gobierno más nacionalista que haya visto Cataluña?

En el caso del PP y del PSC-PSOE hay que verlo en clave nacional y con vistas a las próximas genrales, ya que CiU puede ser la llave que dé mayoría absoluta a uno de los dos partidos si no consiguen la mayoría absoluta en 2012. Si todo va como hasta ahora, el PP ganaría en 2012, aunque queda mucho todavía. Con lo cual se podría reeditar un pacto PP-CiU a nivel nacional y nada mejor que ir cocinándolo a fuego lento en Cataluña. Otra opción es que Z haga valer su opinión en el PSC y mantenga la "estabilidad" de su gobierno actual.

Por último, ERC no sería un mal compañero de viaje de CiU, de hecho se le pelearían los dos por demostrar cuál es más nacionalista, vaya, la pareja perfecta. Hagan sus apuestas, que mañana hay Barcelona-Madrid y a partir del martes veremos cómo continúa esto.