domingo, 19 de diciembre de 2010

Lo progre es lo que yo digo

Cuando en la escuela se estudiaba, no como ahora que lo único que les enseñan es a obedecer ciegamente al Estado y a que el empresario es mu' malo mu' malo como diría Chamosa, todos sabíamos que algo no puede, ser y no ser al mismo tiempo. Ya lo dijo Aristóteles hace unos 300 años a.C.

Pues bien, ayer el secretario de organización del PSOE, dijo que la reforma de las pensiones es socialdemócrata. Lo dice un miembro del partido del gran líder Z que hace unos años comentaba que la salida de la crisis será social o no será. Lo dicen los mismo que hace unos años gritaban que bajar impuestos es de izquierdas y en cuanto empezó la crisis le dieron a la tecla de sumar impuestos como locos, pero claro como los impuestos del alcohol, el tabaco, la gasolina y el IVA son de ricos, pues nada, también vale.

Lo que es realmente de izquierdas es arruinarnos, lo llevan haciendo desde que a un vago llamado Karl Marx le dio por escribir y vendernos humo, incluso algo antes. Lo que es de izquierdas es trabajar durante más de 30 ó 40 años si es que se puede para que luego cada vez la pensión sea más pequeña. Eso sí, los políticos con 7 años calentando un sillón tienen pensión máxima garantizada.

Lo que sería realmente bueno es pasar de un sistema público de redistribución que arruina a nuestros abuelos, padres y a todas las generaciones de españoles que vengan, por uno de capitalización. ¿Creéis que es normal que después de más de 30 años trabajando, donde cada mes una buena parte del sueldo va a la SS (Seguridad Social), para que a los 65 años te den una miseria?

Lo peor de todo es que es ahora el PP el que está tirándose de los pelos porque este gobierno está haciendo recortes sociales, en fin, estos no saben de qué va la película. No se puede defender lo contrario sin razonar, porque luego ocurren escenas absurdas como ésta. Señores del PP quitaos los complejos, quitaos a Rajoy de paso y desempolvad lo que deberíais haber hecho cuando estaba Aznar, que es traer a los políticos chilenos que hicieron la transición a un plan de capitalización para plantear una alternativa de verdad al sistema actual.

Hay que devolver la soberanía y la capacidad de ganarse el presente y el futuro a los ciudadanos, a los individuos porque la seguridad social está quebrada desde hace mucho tiempo. En un programa de Telemadrid Juan Ramón Rallo recordó que antes la SS se encargaba de sanidad, desempleo y jubilaciones. Ahora mismo sólo sirve para financiar jubilaciones y parte del desempleo. Si seguimos así cuando Z se vaya, si es que los españoles aprenden, no dará ni para eso.