domingo, 9 de enero de 2011

Competencia estática vs dinámica

Todo aquel que ha estudiado algo de Economía en la escuela o universidad a la hora de explicar la competencia siempre habla de competencia perfecta, oligopolio, monopolio, etc, es decir, se fija sólo en el número de oferentes. Esta concepción es estática, el producto cambia y la información es perfecta, nada más alejado de la realidad.

Juan Ramón Rallo, aclara en un artículo la diferencia entre competencia estática y dinámica, os resumo lo más importante:

Es posible distinguir entre dos conceptos de competencia, que nosotros agruparemos bajo las denominaciones de competencia estática y competencia dinámica.

Competencia estática es aquella en la que la competencia es una situación en la que hay un número tan grande de empresas, que ninguna de ellas puede influir sobre el precio al que vende sus productos. Para que esta situación se mantenga en el tiempo es necesario que ninguna compañía destaque sobre el resto, es decir, que todas sean igual de mediocres. Para lo cual es necesario exigir a su vez

a. que todas las empresas vendan exactamente el mismo producto;
b. que ninguna empresa aplique mejoras en sus métodos productivos;
c. que las condiciones económicas se mantengan estables o los cambios se puedan anticipar al mismo tiempo y por todas las empresa.

En contraposición a esta concepción, el carácter dinámico, tiene como punto de partida el reconocimiento de la inerradicable incertidumbre a que se enfrenta todo agente económico en un sistema de división del trabajo y del conocimiento. No sabemos qué bienes obtendrán mañana el favor del consumidor, pues en buena medida este dato sólo se conoce a posteriori.

La definición dinámica de competencia, sería precisamente, el proceso de rivalidad durante el cual los distintos planes empresariales, presentes y futuros, compiten por el favor de los consumidores. En la visión dinámica lo esencial es la libertad de entrada en el mercado.

De una forma más gráfica, podríamos considerar la concepción estática de la competencia como una fotografía y la dinámica, como una película.

He intentado sintetizar al máximo las dos concepciones que expresa Rallo, de modo que se han quedado muchos detalles y matices sin explicar. La gran difernca entre las dos serían:

- La incertidumbre e información imperfecta, no podemos saber qué querrá el consumidor mañana, ni qué pueden ofrecer las empresas futuras.

- La entrada en el mercado, es decir, lo importante en una competencia dinámica son las barreras de entrada o ausencias de ella. Por lo general, las barreras de entrada son impuestas por los Estado mediante requisitos y burocracia, muchas veces con la excusa de defender al consumidor.

Luego, lo primero no se puede solucionar, puesto que así es nuestra naturaleza, no existen hombres omniscientes y lo segundo, lo que se podrían hacer es abolir las leyes antitrust, antimonopolio y simplificar lo máximo posible la creación de empresas.

Por último, Rallo pone un ejemplo que me toca directamente y es el de Microsoft. Pues bien, Microsoft no supondría ningún "peligro" según la concepción dinámica ya que las barreras de entrada son mínimas, de hecho ahí están Apple con su Mac OS, que está muy extendido en EEUU y cada vez más en Europa y el software libre con Linux como su máximo exponente, de hecho la empresa Canonical revolucionó este sector con la distribución Ubuntu, además de las ya conocidas como Debian, Madriva, Fedora, Red Hat, OpenSUSE, SUSE...

Os dejo el artículo completo de Rallo y espero haber resumido correctamente las dos definiciones y aclarado algunos conceptos.