domingo, 23 de enero de 2011

Flatus vocis

Acaba de terminar en Sevilla la convención del PP. Todavía no he podido leer todas las ponencias y conclusiones, pero entre lo que he podido seguir en las noticias y los tres documentos leídos, entre ellos el discurso final de Rajoy, deja una sensación de vacío increíble.

Están llenos de palabras vacías y huecas. No dicen nada, no proponen nada concreto, no presentan una alternativa a lo que tenemos actualmente. Los documentos los podría firmar cualquier partido político, y cuando digo cualquiera es cualquiera. Desde un nacionalista "moderado" con la ponencia del andalucismo constitucional, pasando por un socialista hablando de justicia social.

Voy a comentar varios aspectos del dicurso de MR12 (cohete sonda soviético), habla de limitar las trabas internas del mercado, pero sigue hablando de que las autonomías nos han dado la prosperidad y el crecimiento económico. Nada más alejado de la realidad, no tiene sentido que a nivel europeo tengamos un mercado único, sin fronteras y dentro de España existan 17 leyes distintas para cada actividad que uno quiera realizar. Además, las autonomías son el peor sistema posible, ya se ha comentado muchas veces. Así que, o hacemos un Estado federal, con responsabilidad fiscal y de financiación en cada autonomía o eliminamos las autonomías y volvemos a un Estado centralista. Una cosa u otra, las dos no pueden ser.

En educación habla de que los padres son los responsables de la educación y que tienen que elegir la educación según sus valores y principios. Totalmente de acuerdo, pero ¿cómo lo va a hacer? Dará libertad de educación, ¿dejará de perseguir a los padres que practican el home-schooling? ¿Implantará el cheque escolar? ¿Eliminará el adoctrinamiento en las aulas con la asignatura de Epc? Porque justo después dice que la escuela no es sólo instrucción si no educación y aprender a comportarse bien, y demás. Mariano, una cosa o la otra. Se educa en casa, te educan los padres, a la escuela se va a aprender. Vale que aprendas compañerismo y respeto con personas que no son como tú, pero se educa en casa.

Cuando habla de economía dice que hará reformas, ¿cuáles? ¿flexibilizará el mercado de trabajo? ¿Quitará el poder a los sindicatos? ¿Eliminará trabas para poder montar empresas y abrir negocios? ¿Reformará el sistema de pensiones hacia un sistema de capitalización?

Es cierto que España puede salir, pero puede salir no por su buena gestión, si no porque sea capaz de dejar que todo ese potencial dé de sí. Cuando la anterior etapa del PP en el gobierno, muchos creyeron que era la llave inglesa que hacía falta para desmontar el Estado y aunque la gestión fue buena, no se desmontó, es más, cedió a las presiones de Puyol y le dio la puntilla a la justicia, no voy a enumerar mucho más ni bueno ni malo.

Rajoy, me alegra que confíe en los españoles, me alegra que haya rectificado y quiera contar ahora con todos, pero hágalo bien, si las encuestas son tan buenas como dice, sea valiente y presente alternativa. Presente las reformas que son necesarias y entonces recuperaremos esa sed de urnas que proclama, pero para ir a las urnas hay que tener a quien votar.

El único punto en el que sí que se ha explicado bien es la lucha contra ETA, con la ley y sólo la ley, sin negociaciones y pactos por debajo de la mesa. También ahí tiene una nueva oportunidad para demostrarlo, el 5 a las 5 con Alcaraz y el resto de españoles.