martes, 18 de enero de 2011

Yo tengo una impresora

Sí, en mi casa tengo una impresora y muchos de vosotros también. ¿Por qué digo esto? Pues no es porque me haya vuelto loco ni nada de eso, pero es que el banco central irlandés ha decidido ponerse a imprimir billetes sin consentimiento del banco central europeo. Ya de por sí el BCE no es que esté haciendo una política muy seria ya que está saltándose sus propios estatutos y comprando deuda indirecta y directamente, por tanto le está dando a la impresora y creando dinero de la nada.

Ahora, como he comentado, ha empezado el BCI, lo cual creará más inflación (con una sola c), es decir, exceso de dinero y como todo bien, cuando hay una oferta demasiado grande, el precio del bien cae, pero ¿cuál es el precio del dinero? ¿No se expresa precisamente el precio en unidades monetarias, en este caso euros? Pues sí, así que salvo que nos dediquemos al cambio de divisas, no se suele ver directamente esto. Pero hay otra manera y es ver el precio de los demás bienes, como alimentos, energía, etc. Por tanto, con la misma cantidad de dinero podemos adquirir menos bienes. Así que la subida de los precios es el efecto de la inflación, simplemente quería aclarar esto porque en el lenguaje de la calle la inflación se entiende como la subida de los precios como por arte de magia.

Por tanto, volvamos al asunto, el BCI se pone a imprimir dinero haciendo que éste valga menos y encima haciéndolo como con todos los europeos. Pero como nuestra moneda es fiduciaria, no sujeta a ningún patrón como el oro y de curso forzoso, es decir, que nos la impone el Estado y punto, pues nos la tenemos que tragar.

¿Se puede hacer algo? Pues no mucho, pero ya que Irlanda hace lo que quiere, pues yo pongo a su disposición mi impresora, con una par de billetes tamaño cuartilla tengo tinta para rato, pero claro, si lo hiciera sería delito.

Enlace: