lunes, 28 de marzo de 2011

Ateos no, anticatólicos

En estos meses estamos viviendo una serie de ataques a distintas capillas universitarias e iglesias. Lo que más llama la atención es lo primero ya que se supone que en la universidad están los jóvenes mejor preparados y más tolerantes, lo cual parece que cada vez se aleja más de la realidad, lo uno y lo otro. Es una auténtica pena que la nación en la cual existen de las primeras de la Historia tenga que sufrir una degeneración tan fuerte de dicha institución.

Pero siguiendo con el tema, muchos de estos ataques se producen por personas que se dicen ateas. Una persona atea en principio es aquella que niega a Dios, por tanto, si una persona niega la existencia de Dios, ¿qué narices le importa Dios y todos aquellos que creemos en él? A lo sumo, podría pensar que las personas religiosas estamos equivocados y en fin, pobrecito de nosotros, pero no, parece que ellos están más preocupados de la salud del catolicismo en España que muchos que se dicen católicos.

Si según dicen ellos la Iglesia es una panda de curas y obispos carcas que no les hace caso nadie, ¿qué le pueden importar un puñado de fieles que acudan a un lugar que para ellos no significa nada? Pues no, estas personas no son ateas, son anticatólicas. Son producto de ese hombre nuevo que quiere el socialismo patrio, no es nada nuevo lo que estoy diciendo, pero es así. España por suerte o por desgracia, con sus luces y sus sombras, con sus aciertos y sus errores, están impregnada de la religión de Cristo.

Hay que tener en cuenta un pequeñísimo detalle y es que desde el siglo VII, es decir, desde el 722 más o menos, los españoles que estaban parapetados en la montañosa geografía del reino Astur comenzaron la Reconquista, es decir, devolver a España lo que antes era. Ese proyecto no era una simple conquista territorial y restitución política, sino que se convirtió también y de manera muy importante en una batalla religiosa, ya que fue en contraposición al Islam. Por tanto, no tiene sentido nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestra Historia y nuestro propio ser como Nación sin el catolicismo.

Las últimas noticias que he leído es una procesión atea como alternativa a la Semana Santa católica con una de las mayores expresiones de religiosidad popular que existen que son las procesiones. Primero he de decir que están en su derecho que querer hacer esto, pero por tanto no se pueden quejar si los católicos hacemos lo que llevamos haciendo siglos, hay que esperar al menos un mínimo de reciprocidad.

Segundo, es muy curioso ver cómo estos ateos quieren imitar a la institución que forma la Iglesia y sus manifestaciones, vuelvo a lo de antes, no son ateos, son anticatólicos, es más, están empeñados en crear su religión atea y es que, la religiosidad es una característica del ser humano, así que nada, que estos anticatólicas sigan creando su religión atea, pero sólo van a encontrar mayor reafirmación de los católicos, como pasó hace unos días cuando intentaron entrar en una capilla en la universidad de Valencia, al final el tiro les saldrá por la culata.

Enlaces relacionados:

martes, 22 de marzo de 2011

MR12 pierde las mejores oportunidades

Ya es oficial, el parlamento casi en pleno ha votado a favor de la intervención en Libia. Zapatero ha hecho una vez más gala de su travestismo ideológico y donde dije no a la guerra hace ocho años, hoy digo sí porque mando yo y no los de la gaviota.

Pero el problema no es ése, que ya lo teníamos asumido, si no que Rajoy, el jefe de la oposición y si todo sigue como dicen las encuestas, próximo presidente del gobierno, ha perdido una gran oportunidad. ¿Por qué? Pues muy fácil, porque ha apoyado sin más la guerra en el país africano, siendo España uno de los actores en ella. ¿Pero no es un caso clarísimo de coherencia? Pues tampoco, porque en Iraq España dio apoyo político, eso es cierto, pero hasta que no terminó oficialmente la guerra no fuimos, para ayudar a la reconstrucción. Así que para ser coherente tenía que haber mantenido esta posición.

Tenía que haber votado en contra y haber dejado a Zapatero con el culo al aire (¿se puede escribir culo?). Defendiendo el envío de medios españoles sólo cuando terminase, que a todo esto no sabemos cómo terminará, porque según parece ha dicho Zapatero que esta intervención no es para derrocar a Gadafi.

Por último, hay que admitir que Llamazares ha tenido una gran intervención dejando al descubierto las contradicciones de Zapatero y siendo en este caso los comunistas los únicos realmente coherentes. Se puede estar o no de acuerdo con ellos, pero hay que reconocer lo que hay que reconocer.

Así que hemos pasado de un presidente pacifista a meternos en una guerra que ni nos va ni nos viene, porque puesto a defender ciudadanos indefensos que coja Zapatero su agenda y empiece por Cuba, Venezuela, Irán, Marruecos y China, sus grandes amigos. C0n una oposición que con tal de no molestar se traga estos sapos y con los únicos que han sido coherentes son también los más extremistas de todo el parlamento.

sábado, 19 de marzo de 2011

Z, no a la guerra, ¿recuerdas?

Creo que mi posición con respecto a Libia y a la intervención ha quedado ya clara en entradas anteriores. Hoy os voy a traer dos fotos que he encontrado en internet ya que según parece Zapatero tiene muy mala memoria, pero la hemeroteca, Google y todos los liberales conspiramos contra nuestro querido y amado líder.

Sí, esto que veis es un cartel que pone no a la guerra y los integrantes de la mesa son de izquierda a derecha: Llamazares, Méndez, Zapatero y Fidalgo.

Se ve que hay guerras y guerras. Como he comentado en twitter, los socialistas sólo son pacifistas cuando no gobiernan. Pero una vez en el gobierno no dudan en poner a disposición de quien haga falta nuestras bases, aviones, barcos y lo que haga falta.


Fuente de la fotografía: abc.es

martes, 15 de marzo de 2011

Las ventanas rotas de Japón

Hay falacias que se repiten por los siglos de los siglos, amén. Dicen que una mentira a base de repetirla se convierte en verdad. Esto es algo falso, porque la realidad es tozuda. Una de ellas es decir que una catástrofe, guerra, en definitiva destrucción de ciudades enteras puede ser buena para la economía de dicho país y de otros, ya que hay que hay que reconstruir lo destruido.

Esto mismo es lo que Bastiat llamó la falacia de la ventana rota y que con gran maestría el francés explicó ese error. Pero hace un par de días Juan Rallo, ha vuelto a comentar dicha falacia ya que economistas keynesianos han alabado las bondades del terremoto y posterior tsunami en territorio nipón.

Hay una frase que querría destacar y explicar el por qué aparentemente puede parecer "bueno"
desde un punto de vista meramente estadístico. Dado que el PIB mide la producción anual y no el volumen acumulado de riqueza.
Si realmente este tipo de hechos ayudasen a una economía lo mejor que podríamos ayer es meterle fuego a nuestra casa y empezar a enriquecernos, ¿alguien en su sano juicio hace eso? ¿A que a nadie se le ocurre de destrozar su casa o tirar su coche por un barranco? ¿Por qué entonces puede ser bueno para una economía de un país que sufra una destrucción bastante mayor?

El problema está en la manía de los malos economistas en diferenciar la macro de la micro economía. Lo que no es bueno para un individuo o para una familia no puede serlo para las cuentas de un Estado o el conjunto de un país. No es bueno destruir nuestros bienes o nuestra riqueza, lo bueno es ahorrar, acumular riqueza y saber sacarle rendimiento.

Esta diferencia sí se produce en la física donde no es lo mismo las leyes a nivel microscópico que las que rigen a nivel macroscópico, pero esto en la economía no es así, si nos entrara esto en la cabeza y tomáramos la economía de cualquier administración como la de una empresa o familia ganaríamos mucho, pero esto ya sería otro tema.

Enlaces relacionados:

domingo, 13 de marzo de 2011

Definición de recesión

Leyendo ayer el artículo Crisis financiera mundial: ¿Réquiem del capitalismo o del intervencionismo? leí una definición de Johan Norberg de recesión, aquí os la copio:

Las recesiones envían mensajes importantes a los actores del mercado, diciéndoles que sus inversiones han fracasado y que se han endeudado demasiado. Eso los obliga a renunciar a los malos proyectos y a salir de las inversiones comprometedoras, redirigiendo el dinero a los sectores productivos de la economía.

Algo tan sencillo parece que los Estados no quieren darse cuenta y se empeñan en seguir manteniendo el estado actual, con lo cual por las buenas o por la malas la realidad se impone y las malas inversiones se purgan. El problema es el tiempo que tarden y la facilidad que se dé para la reconversión.

jueves, 10 de marzo de 2011

Gracias sindicatos

Muchos liberales por no decir todos, criticamos a los sindicatos por ser una traba para muchos trabajadores, por evitar la flexibilidad del mercado laboral, por decidir por nosotros las condiciones de trabajo, de todos, estemos o no asociados y los tengamos que financiar vía impuestos y no con las cuotas de sus miembros que son tres gatos y viven del sindicato cuatro.

Todos los argumentos y razonamientos que se puedan desarrollar pueden ser más o menos válidos y pueden ser convincentes pero al fin y al cabo no deja de ser una batalla intelectual. Como siempre es algo a medio, largo plazo y con un alto esfuerzo.

Sin embargo, hay veces en las que los sindicatos deciden echarnos una mano haciéndose un suicidio como el de AENA, ya que independientemente de lo legítimo que se considere una huelga siempre es una medida que se utiliza como último recurso. Además, en este caso los paros han sido convocados no desde ya, si no sólo días clave en los que se fastidian a los viajeros y por tanto a todo el sector turístico.

Con lo cual una vez más los sindicatos se esfuerzan en demostrar que sólo le interesan sus privilegios y unos trabajadores muy concretos, en este caso tocan los trabajadores de AENA. En fin, una vez más gracias, gracias sindicatos por facilitarnos la tarea.

miércoles, 9 de marzo de 2011

¿De qué partido es candidato Zapatero?

Dejadme que haga política ficción, pero dentro de dos meses y doce días en España se producen elecciones municipales y se renuevan bastantes autonomías. En principio, esto no afectaría al gobierno de la Nación, el cual algunos llaman central. Hasta ahí todos de acuerdo.

Ahora bien, no nos engañemos, Zapatero lleva de presidente para nuestra desgracia, siete años. Por tanto, le queda un año para terminar su segunda legislatura y además, las cosas en España no pintan nada bien, con lo cual es casi inevitable que estas elecciones no se conviertan en parte en un referédum sobre él. De modo que, últimamente se está intentando tapar al presidente para que no influya negativamente sobre el propio partido.

Ahora analizando a este individuo, hay un problema y es que es un iluminado, se cree que tiene una misión por parte del Gran Arquitecto para salvar a España de no se sabe qué y reconvertirla, nada más que hay que ver sus palabras, sus acciones, toda la legislación y porque la crisis económica le ha cerrado en parte el grifo, que si no, no me quiero imaginar la política social(ista) que podría haber llevado a cabo.

Pero, si Zapatero quiere presentarse por tercera vez consecutiva, ¿lo conseguirá? Pues bien, la pregunta es si el PSOE tiene mecanismos para tumbar a Zapatero, pero éste junto a su brazo ejecutor, Blanco, ha modelado el partido a su imagen y semejanza alejando a todo posible contrincante o manteniéndolos muy cerca como Bono.

A día de hoy Rubalcaba creo que no será el candidato porque es un hombre que se maneja bien detrás del telón, manejando los hilos pero sin comerse los marrones directamente por mucha notoriedad que adquiera y por mucho que sepamos que es él el que manipula. El siguiente posible es el ya mencionado Bono que sinceramente, creo que le ocurre como a Gallardón, es muy querido por los del otro partido, pero que al final no lo votarían y por último nuestra querida nacionalista-pacifista-ministra-de-cuota Carmencita, que a día de hoy con ese aire de caballo de Troya nacionalista sólo la votarían en Cataluña y en el resto de España, lo veo complicado.

Pero todavía queda otra pieza en el rompecabezas, y es el PP, porque Zapatero sería el mejor candidato de los populares precisamente, ya que es la cara, la ceja, la sonrisa rota de la crisis y los desmanes de este gobierno, por tanto ya se sabe, tenemos el enemigo perfecto. También es cierto que la gran parte de la oposición gira en torno a Zapatero, a él se le echan todas las culpas y parece que sin él todo iría mejor, por tanto, presentasen a quien presentasen en el PSOE, mientras no sea Zapatero gran parte de la comunicación del PP se vendría abajo.

Además, con Zapatero en el PSOE, la oposición tampoco se preocupa mucho por su propio candidato, ya sabemos que Rajoy a un sector de la derecha social, por usar la terminología habitual, no gusta pero con tal de quitarse a esta maldición de presidente cualquiera es mejor y muchos contendrán la respiración y se taparán bien la nariz para echar el papelito con una gaviota sobre dos pes.

Resumiendo, ¿cuán graves serán los resultados el 22 de mayor para los socialistas? ¿Conseguirán quitarse a José Luis de en medio o por contra éste ser volverá a presentar hasta que consiga su primera derrota como político?

domingo, 6 de marzo de 2011

Colaborando a punta de pistola

Recuerdo cuando estaba en primero de carrera que un profesor pedía siempre un voluntario obligatorio para salir a la pizarra y ayudar a hacer problemas, era algo gracioso ya que si no salía nadie él mismo elegía uno al azar, que seguía siendo "voluntario".

Digo esto porque es muy importante tener en cuenta saber si hacemos algo porque nosotros queremos, porque es nuestra voluntad y por tanto es un acto libre o si por el contrario otro individuo o agente externo nos obliga mediante la violencia o amenaza real de ella. Por ejemplo, en muchas series y películas aparece el típico matón del colegio al cual todos los demás le dan el dinero del almuerzo de una forma aparentemente voluntaria, lo cual no es así. Lo mismo que si vamos por la calle y alguien nos amenaza con una navaja para que le demos nuestra cartera, no creo que se pueda decir que es algo voluntario.

Bien, esto que parece tan claro, no lo ven así nuestros políticos cuando son ellos los que nos imponen a través de la fuerza su legislación. Por ejemplo, una consejera de la junta de Andalucía comentó que el propietario del asador rebelde de Marbella no aceptó el cierre voluntario de su negocio. Me parece gracioso hablar de cierre voluntario, ya que una notificación con un par de agentes de policía no me parece muy voluntario, ¿cómo se atreve esta señora a hablar de voluntariedad en este caso?

Pero hay más, el ya conocido límite de velocidad que entra en vigor a las 6 de la mañana, Rubalcaba comentaba que los ciudadanos colaborarán a que se cumpla. Sr Rubalcaba si paso los 110 km/h la multa más pequeña que me cae es de 100 € y la siguiente son 300 € y algún que otro punto menos en el carné de conducir. ¿De verdad estamos colaborando? A todo lo que diga el Estado vamos a "colaborar" salvo que exista otra opción legal o nos declaremos en rebeldía.

¿También podemos decir que colaboramos con un 18% cada vez que hacemos una compra? ¿Con algo más si te tomas una cerveza? ¿Con un 30% de nuestro sueldo, el que lo tenga? ¿Con un 51% en cada litro de gasolina? ¿Con un 80% si tienes el valor de comprar una cajetilla de cigarrillos?

Confucio decía que cuando las palabras pierden su significado, el pueblo pierde su libertad y Hayek dedicó un capítulo en su libro La fatal arrogancia a nuestro envenenado lenguaje. Desde entonces, ha seguido envenenándose hasta límites insospechados donde las prohibiciones son libertades, las cargas son derechos y la obligatoriedad de la legislación se convierte en voluntariedad y cooperación.

La cooperación sólo se puede realizar donde las partes cooperan libremente y ese trato no se produce entre el Estado y cada uno de los ciudadanos. Es una tarea ardua y muy tediosa, pero no podemos seguir usando este lenguaje, esta neolengua orwelliana, donde las palabras significan lo contrario de lo que aparentan.