martes, 22 de marzo de 2011

MR12 pierde las mejores oportunidades

Ya es oficial, el parlamento casi en pleno ha votado a favor de la intervención en Libia. Zapatero ha hecho una vez más gala de su travestismo ideológico y donde dije no a la guerra hace ocho años, hoy digo sí porque mando yo y no los de la gaviota.

Pero el problema no es ése, que ya lo teníamos asumido, si no que Rajoy, el jefe de la oposición y si todo sigue como dicen las encuestas, próximo presidente del gobierno, ha perdido una gran oportunidad. ¿Por qué? Pues muy fácil, porque ha apoyado sin más la guerra en el país africano, siendo España uno de los actores en ella. ¿Pero no es un caso clarísimo de coherencia? Pues tampoco, porque en Iraq España dio apoyo político, eso es cierto, pero hasta que no terminó oficialmente la guerra no fuimos, para ayudar a la reconstrucción. Así que para ser coherente tenía que haber mantenido esta posición.

Tenía que haber votado en contra y haber dejado a Zapatero con el culo al aire (¿se puede escribir culo?). Defendiendo el envío de medios españoles sólo cuando terminase, que a todo esto no sabemos cómo terminará, porque según parece ha dicho Zapatero que esta intervención no es para derrocar a Gadafi.

Por último, hay que admitir que Llamazares ha tenido una gran intervención dejando al descubierto las contradicciones de Zapatero y siendo en este caso los comunistas los únicos realmente coherentes. Se puede estar o no de acuerdo con ellos, pero hay que reconocer lo que hay que reconocer.

Así que hemos pasado de un presidente pacifista a meternos en una guerra que ni nos va ni nos viene, porque puesto a defender ciudadanos indefensos que coja Zapatero su agenda y empiece por Cuba, Venezuela, Irán, Marruecos y China, sus grandes amigos. C0n una oposición que con tal de no molestar se traga estos sapos y con los únicos que han sido coherentes son también los más extremistas de todo el parlamento.