jueves, 28 de abril de 2011

Principios mutables

Los principios han de ser o son leyes generales por las cuales un individuo se ha de guiar, ya sean morales, éticos, educación, etc. Cuando estos principios no sirven como guía de comportamiento o no son aplicables al mayor número de situaciones posibles se han de cambiar.

Existe una evolución también moral, por ejemplo, la esclavitud durante muchos siglos se consideró un comportamiento o una institución moralmente aceptable, sin embargo, choca frontalmente contra la libertad individual. El individuo no se puede considerar propriedad de otro individuo.

Pues bien, hoy en día seguimos viviendo estas situaciones, por ejemplo, en anteriores entradas ha quedado clara mi postura sobre la no intervención en Libia, ahora bien, la realidad ha sido bien distinta, la comunidad internacional, la ONU y sobre todo Sarkozy, se han empeñado en intevenir en Libia, ya que se han dado cuenta de que Gadafi es un tirano y que machacaba a los rebeldes.

Hasta aquí nada nuevo, ahora bien, estos días hemos recibido las noticias, hemos visto vídeos sobre cómo el dictador de turno en Siria está matando sin la posibilidad de poder recoger los cádaveres de los que se manifiestan en las ciudades árabes.

¿Son aplicables nuestros principios? Sí, ¿eso significa que nos da igual los muertos? Por supuesto que no, pero han de ser ellos los que luchen por su libertad y no "occidente" el que se la imponga. Sin embargo, ¿dónde está la ONU? ¿Dónde está Sarkozy? Ni están ni se les espera ahora mismo, ¿acaso los muertos libios valen más que los sirios? Para ellos sí.

martes, 26 de abril de 2011

Primero el coche, ahora las ruedas

Hace un par de años fue el plan 2000e, ahora toca cambiar los neumáticos. En el año 2010 cuando ya la crisis no la negaba ni el mismísimo Zapatero, el gobierno ideó un plan para evitar la reestructura de un sector sobredimensionado, en este caso el automovilístico. La gente no tenía dinero ni para llegar a fin de mes, mucho menos iba a tener para comprarse un coche.

Pues bien, cuando había gente que ya cogía menos el coche porque la gasolina estaba por las nubes, otros que se podían permitir comprar un coche lo hacía a un precio más barato gracias a los impuestos de los primeros. Suena bien ¿verdad? Pues eso es lo que ocurrió, el precio de los compradores era más bajo, pero no porque los concesionarios lo bajaran, si no porque el que paga impuestos y hace malabarismos para llegar a fin de mes ponía la diferencia. Con lo cual se mantenía la ilusión (burbuja) a los vendedores.

De hecho, esta intervención del Estado, como todas ellas, paró el proceso que es el mercado hasta que se acabó el plan 2000e y rápidamente bajaron los precios de los automóviles con ofertas más agresivas que las producidas durante el famoso plan y además sin coste por parte de los que no se podían comprar un coche.

Pues bien después de dos años, es hora de cambiar los neumáticos, que sin duda es uno de los puntos fundamentales para una conducción segura. ¿Cómo vamos a hacerlo? ¿Compraremos unas gomas para el automóvil cuando las necesitemos? ¿Lo pagará el cliente que se pueda permitir el lujo de conducir hoy día?

Pues en parte sí, pero con el santo dogma del ahorro energético papá Estado vuelve a meter la mano en el bolsillo de todos los ciudadanos para "ayudar" a que los cambiemos, aunque sinceramente hoy muchos que los tendrán en perfecto estado de lo poco que los usan. Así que mientras que usted tiene que ir a más sitios andando o en transporte público, verá que otros tienen una ruedas nuevas y ecológicas. Pero recuerde, no se enfade con su conciudadano si no con todos aquellos políticos que han decidido que a usted no le importará que le roben un poco más.

Enlaces:

lunes, 18 de abril de 2011

¿A qué esperan los independentistas?

Primero he de decir que me siento y soy español, pero bien es cierto que no quiero que nadie que no se sienta así sufra el duro hecho de vivir en España. De modo que ayer el consejero Andreu Mas-Collel comentaba que la independencia de Cataluña es viable económicamente, como Portugal.

Dejando el tema de Portugal, que es tan acertado como decir que España es un gran transatlántico el aniversario del hundimiento del Titanic, animo a que estos independentistas-estatistas funden su "Catalunya Lliure", pero eso sí con su deuda, sus impuestos y sin meterme más la mano (en el bolsillo).

He dicho independentistas-estatistas, porque no creo que sean nacionalistas. La nación ha de ser un proyecto común aceptado libremente por un grupo de individuos, es más, para que se produzca la famosa autodeterminación, ha de ser entre sociedades libres. En este caso los catalanistas han usado la fuerza y violencia del Estado, concretamente autonómico para imponer la lengua catalana y las tradiciones catalanas ante una pasiva sociedad tanto de catalanes como de emigrantes del resto de España.

¿Sin este uso de la violencia hubiera sido posible el nivel de catalinismo? Pues seguramente no ya que la gran mayoría de catalanes sigue usando el español como primera lengua. Así que animo a los independentistas a separarse y cargar con su tinglado estatista, a ver cuánto les dura el invento y a qué precio.

Enlaces:

viernes, 8 de abril de 2011

Sostres y la libertad de expresión

Hoy como se ha producido un fenómenos bastante curioso y es que muchos se han dado en cuenta en twitter que Sostres es un provocador y le gusta esto de crear polémica. Primero os traigo el artículo pinchando aquí.

Bien, ahora analizaré un poco el asunto. Pedro J. Ramírez, directo de El mundo, introdujo la columan en la edición en papel, incluso publicó en su twitter que sería polémico. Por lo tanto o lo leyó o le dijeron de qué iba. Es más, Pedro J es alguien que sabe lo que es irse de un periódico para poder decir lo que uno quiere, con lo cual no es nuevo en esto. Ahora bien, él como director está en todo su derecho de publicarlo o no. Si yo escribiera en Libertad Digital e hiciera una columna alabando las maravillas de la intervención estatal pues es normal que me dijeran que no lo publicaban o si escribiera en Público y redactara tesis anarcocapitalistas.

Conociendo la popularidad de Sostres, seguro que hubiera encontrado otro medio para publicarlo. Como le ocurrió a Carlos Herrera cuando El País le pidió un artículo y luego no se lo publicó, que ya hay que ser idiota, pero bueno.

Siguiendo con los hechos, la mañana de hoy / ayer muchos tuiteros se cabrearon con Sostres y Pedro J. se bajó los pantalones, me ahorré chistes fáciles, quitando la columna de Sostres de la edición digital. Pedro J, eso se llama censura, si la has publicado, como director puedes hacer una cosa y es seguir adelante y apoyar a tu columnista. ¿Acaso te has echado atrás cuando publicaste el GAL? ¿Te has echado atrás cuando publicas del 11M? ¿Te has echado atrás cuando has publicado las actas de ETA con el gobierno de Z?

Pedro J, la libertad de expresión hay que defenderla siempre, te guste o no, estén de acuerdo unos cuantos o no, no voy a decir tus lectores, porque más de una vez he comprado El mundo, por tanto, soy lector y estoy de acuerdo en que se publique el artículo de marras.

La libertad de expresión, como tantas libertades, se han de defender cuando uno esté de acuerdo o no. Entiendo que a muchos no les guste la columna o columnas de Sostres, perfecto, nadie les obliga a leerlos, es más, nadie les obliga a comprar El mundo, por tanto, ¿por qué tanto en ir contra este hombre?