martes, 24 de mayo de 2011

La España podrida

Hace ya dos días que el PP arrasó con unos resultados que todo el mundo esperaba pero no por ello dejan de sorprender. Ahora bien, casi todas las autonomías han cambiado de color e incluso grandes ayuntamientos. Todo es alegría y jolgorio. Ahora bien, España huele a podrido, hay mucho tejido que está necrosado por la intervención y la subvención.

¿Qué pinta el PP en todo? Pues muchísimo, es necesario que el PP sanee y corte con un fino bisturí todo esto, deje que la parte sana de la economía, del tejido económico y empresarial de España pueda creer de forma estable y continua.

¿Qué ocurriría con todos los que ahora viven de lo público y no producen? Pues después de dejar de leer el Marca hasta la hora del desayuno, para luego ir a por el pan y por último a por los niños al colegio; tendrían que acostumbrarse de nuevo a levantarse para trabajar y volver a la disciplina del mercado.

Hay que recordar que la gran mayoría de personas que viven de esto no son tontas, ni se les ha olvidado trabajar, simplemente es más cómodo vivir de la subvención que levantarse cada día, es lógico.

Ése y otros muchos retos son los que tienen las comunidades, ahora "populares" por delante. Para las generales quedan unos cuantos meses si no se adelantan, así que esto haría más fácil la llegada de Mariano a Moncloa, si es lo que realmente quieren.