martes, 10 de mayo de 2011

Yonkis buscando un chute

Últimamente están tomando cierta notoriedad movimientos como ¡Democracia real YA! o Jóvenes SIN futuro, aprovechando esta crisis, el hastío de muchos jóvenes y aparentemente criticando a los políticos, casta en gran parte culpable de la propia crisis que vivimos y no sólo en términos económicos.

Sin embargo, cuando uno rasca un poco y ve sus panfletos, digo, manifiestos, no piden ser responsables de sus vidas, más bien al contrario, reivindican derecho a una vivienda digna, educación, cultura, sanidad.... es decir, son dependientes del Estado y como buenos yonkis quieren su dosis, pero ya no les basta con la actual quieren más.

Se dicen los más preparados, mejores que sus padres pero simplemente tienen un papel y más horas de cafetería. Son hijos del Estado, educados en colegios públicos que no ven más allá de sus narices, adoctrinados hasta la médula que no entienden el mundo que les rodea.

Critican a los bancos como si fueran un sector libre, cuando es precisamente el más intervenido, empezando porque el dinero hoy en día es un bien público, emitido por un órgano de planificación central llamado precisamente banco central, después arremeten contra toda empresa sin darse cuenta de que el sector privado es precisamente ése que parasita el Estado para darle a todos estos vividores sus prebendas.

¿Quieren una verdadera rebelión? Pues desmontemos el Estado y recuperemos nuestra libertad y nuestra vida, bajo nuestra responsabilidad, por supuesto.