lunes, 21 de noviembre de 2011

La hora de Rajoy y sus chicos

Primero tengo que dar la enhorabuena a Rajoy y al Partido Popular por la mayoría absoluta, para que no me tachen de maleducado. Ahora bien, la pelota está en campo popular ya que mandan en el gobierno central, en la mayoría de autonomías, a la espera de la andaluza, y en muchos municipios.

Ahora bien, la tarea de Rajoy será coger la tan temida sierra eléctrica y cortar las ramas del Estado, ya no nos sirve quitar más hojas. Además, liberalizar de una manera profunda toda la economía para conseguir empezar a crear empleo sin necesidad de crecer al famoso 2%. Todo esto sería sólo la parte económica, porque la parte político-social daría para otra entrada.

Además, en estas elecciones, el voto popular se ha mantenido fiel, incluso ha subido en casi 500.000 lo cual se puede interpretar como el techo del PP o como un signo de que no es capaz de atraer más votos. Porque sinceramente, el perdedor con mayúsculas ha sido el PSOE, obteniendo 110, que todavía me parecen muchos para lo que se merece y perdiendo más de 4 millones de votos.

Los grandes beneficiados han sido IU y UPyD, uno por la izquierda y otro por el centro si utilizamos el lenguaje político. Sí, ya sé, que es una pena que con tantos votos por parte de cada uno, sobre todo de UPyD que si el PP no lo remedia, no tendrá grupo propio por poco más que un 0,3% de los votos nacionales.

Continuando con los datos a comentar, los resultados en Andalucía han sido 33 PP, 25 PSOE y 3 IU, lo cual extrapolando a elecciones autonómicas significaría una mayoría absoluta del PP y UPyD podría llegar a sacar escaños siendo la cuarta fuerza política con unos 200000 votos.

Por último y no menos importante el Partido de la libertad individual (P-Lib) al final sólo se pudo presentar en Madrid y Zaragoza consiguiendo 2.076 votos, es poco, lo sé, pero es un comienzo, teniendo en cuenta que es el único partido 100% liberal que se presenta en solitario en nuestra época democrática.