miércoles, 22 de febrero de 2012

Enseñanza cara, ensañanza buena

Que una enseñanza cara es bueno ha de pensarlo mucha gente y es que en el siguiente gráfico se muestra el gasto por alumno en la comunidad valenciana:


Es cierto que en el último año ha bajado sensiblemente, no deja de ser una cifra importante. Pero la pregunta es, ¿realmente aumentar el gasto en educación es bueno? O mejor dicho, ¿aumentar el gasto asegura una mejor educación? Imagínese que un colegio privado cada año aumenta el precio por alumno sin mejoras significativas como el ratio profesor/alumnos, instalaciones, etc. ¿Qué pensaría usted? ¿Seguiría llevando a su hijo a dicho colegio? Posiblemente no, es más, ni siquiera en el tema educativo, si no en cualquier servicio ocurriría lo mismo.

Además, toda empresa, tiende a mejorar su producto mediante nuevas maneras de trabajar o reducción de precio o combinación de ambas, esto claramente no ocurre en la educación pública, cada vez nos cuesta más a cada español. Cada día tenemos un producto peor, pues no hay más que ver los alumnos que salen de los institutos e incluso de las universidades y el gasto por cada uno que se realiza.

Si fueran empresas hubieran cerrado hace mucho tiempo ya que no tendrían el beneplácito del consumidor, en nuestro caso lo único que hacen es aumentar el gasto y por tanto el peso sobre nosotros y sobre las futuras generaciones.

Enlaces:

Los minirrecortes educativos de Valencia, por Juan Ramón Rallo