domingo, 21 de octubre de 2012

Estado y economía de escala

Uno de los principales argumentos que se utiliza contra la privatización y liberalización de algunos servicios públicos como la sanidad es que debido al carácter estatal se puede aplicar la economía es de escala, es decir, comprar productos para todos los hospitales de España te pone en una mejor situación que hacerlo para unos cuantos en Málaga, Madrid o incluso algunos desperdigamos por la geografía nacional.

Hoy en día, el mundo es globalizado, las empresas son multinacionales ¿Qué sentido tiene decir que un servicio estatal puede aplicar economía de escala y una empresa privada no? Los Estados son monopolios limitados a una zona concreta. Es evidente que Alemania, Francia o EEUU tienen una mayor población y/o superficie, lo cual significa que puede aplicar una posición más ventajosa frente a nosotros a la hora de obtener mejores precios en material sanitario.

Todo esto sin entrar en que gracias a la descentralización de la sanidad, incluso dentro de cada autonomía, como la catalana, cada hospital compra material sin unirse con los demás.

Ahora imaginemos una situación donde la sanidad sea libre y privada, lo cual no significa que las personas se mueran por las calles,, en el cual hubera empresas que compitan entre ella a nivel mundial por ofrecer un servicio sanitario de calidad. ¿Qué problema habría con que la empresa operase en España, Portugal, Italia, Reino Unido...? ¿Cuál sería el límite de su tamaño? Ninguno, bueno, más bien el planeta tierra. Es más, ¿por qué las empresas de sanidad tienen que ofrecer todos los servicios? ¿No podrían especializarse como en India, donde según parece las patología cardíacas son muy comunes, lo que les lleva a especializarse y ofrecer precios bajos a sus pacientes/clientes?

Por último, el carácter monopolístico del Estado y sus servicios, eliminan la competencia, de forma que el principal oferente en todo un territorio no tiene ningún incentivo a mejorar servicios, rebajar costes y precios y bloquear todo el proceso de mercado que nos ofrece la competencia.

PD: Gracias a mi tocayo Israel, por su tuit y la discrepancia conmigo esta mañana que me ha hecho empezar a pensar en este tema.