martes, 16 de octubre de 2012

Los papás del 15M

Según el DRAE, la primera acepción define la palabra huelga como: "Interrupción colectiva de la actividad laboral por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar ciertas condiciones o manifestar una protesta".

Por tanto la huelga que ha convocado el Sindicato de estudiantes y apoyada entre otra por la CEAPA, confederación española de asociaciones de padres y madres de alumnos (CEAPMA) es como mínimo una broma de mal gusto. Primero, los alumnos no pueden hacer huelga, pueden hacer novillos y pueden perjudicarse a sí mismos.

No tenemos bastante con que alumnos de secundaria o FP que secunden la "huelga" si no que hay padres sean de CEAPA o no, tampoco llevarán a sus hijos al colegio estos días. Eso son unos padres responsables, sí señor. En España, la escolarización es obligatoria y se persigue a los padres que practican el homeschooling por dejación de sus funciones y abandono, que ya es decir, cuando en muchos casos son padres que precisamente se preocupan muchísimo por la educación. Sin embargo, hay otros padres que no llevarán a sus hijos durante tres días al colegio por motivos políticos y luego dicen que se preocupan por sus hijos.

Además, hoy mismo ha salido un informe de la UNESCO donde vuelve a sacarle los colores al sistema educativo español. El problema es la excesiva politización de la educación donde cada vez más las aulas son centros de adoctrinamiento donde se mal enseña a no-pensar y se pasa de curso a curso sin pena ni gloria. Ya está bien de hablar de recortes cuando hay países que gastan lo mismo o menos que nosotros en educación con mejores resultados.

Urge que la responsabilidad de la educación vuelva a los padres, que no se limiten a aparcar a los niños hasta los 16 años, urge que sean los padres los que elijan el colegio y no al revés, urge que comience el cheque escolar y comience la despolitización de la educación. Así y sólo así comenzará a mejorar la educación española. Si no, seguirán saliendo de la escuela pública generaciones del 15M pidiendo más Estado, porque todavía tenemos poco.