viernes, 9 de noviembre de 2012

La mujer del César y los coches oficiales

Ayer Soraya Sáenz de Santamaría anunciaba que se eliminaban más de un 50% los coches oficiales y esto nos ayudaría a ahorrar entre 5 y 10 millones de euros. Hasta aquí los hechos. Ahora bien, como muchos dicen esto es puro maquillaje, el chocolate del loro y no sirve para quitarnos la gran deuda que tenemos. Es cierto, pero como dice el refrán la mujer del César no sólo tiene que serlo sino parecerlo.

Todos sabemos que en política la imagen cuenta mucho, más de lo que debería, y cosas como el coche oficial o los ipads o los iphones, son esos detalles que marcan la diferencia entre la casta política y el resto de la sociedad. Por tanto, lo que no entiendo es cómo no se ha hecho y cómo no se reducen más.

Como siempre hay cargos o situaciones que requieren seguridad, no sé si Rajoy o los ministros deberían tener coche oficial o algunos políticos en el País Vasco por mucho que digan que ETA no mata. De modo que, lejos de tomarlo como algo menor, hay que alegrarse de que la casta se quiten algún privilegio, y éste es el sentido que hay que tomar con más fuerza.

Enlace relacionado: