domingo, 11 de noviembre de 2012

Que vaya a la huelga el Estado

En España, también conocida como "estepaís", tiene dos grandes problemas a grosso modo que nos impiden crear y generar riqueza, a saber, una gran maraña legislativa, atando a todos los individuos de pies y manos y unos impuestos cada vez más altos que muchas veces supone pagar impuestos sobre conceptos o cantidades ya mermadas.

El culpable de esto es el Estado encarnado en una miríada de políticos y no sólo estos si no en el campo laboral, otra tanta cantidad de sindicalistas y representante de los empresarios en la patronal. Estos y no otros, son los culpables, primero de las barreras que existen para crear una empresa o ser autónomo a través licencias, requisitos, plazos, impuestos y pagos.

Si por casualidad alguien ha superado las barreras de entrada a algún sector productivo con dinero, tiempo y paciencia, llega la patronal que normalmente son empresas que lo que quieren es usar el poder del Estado para eliminar la competencia. Eliminar la competencia puede ser un planteamiento de grandes empresas o de pequeñas, sólo  hay que ver cuando se habla de liberalizar horarios y saltan todos los pequeños comerciantes diciendo que van a desaparecer porque las grandes superficies pueden abrir más horas que ellos.

Una vez que tienes una empresa pequeña, vienen los sindicatos y el Estado impidiéndote contratar, porque los primeros te impiden despedir / contratar, con unos sueldos que aumentan según el IPC y el tiempo no con su productividad ni con otros incentivos, evitando la flexibilidad que permite mantener las empresas y los puestos de trabajo, ya se sabe, es mejor cerrar una empresa entera que poder adaptar las condiciones de trabajo para poder capear el temporal. Después el Estado te sangra un tercio del sueldo para la seguridad social que después no te dará jubilación y después te sablea otro tanto con el IRPF, vaya a ser que uses el dinero que has ganado con el sudor de tu frente en mantenerte tú y a tu familia.

De modo que, yo creo que el 14N, quien ha de ir a la huelga son los políticos, los sindicalistas, los miembros de la patronal y todo el que viva del BOE, diciéndonos al resto lo que debemos hacer con nuestras vidas y nuestro dinero. Pero ir a la huelga, bien sin cobrar ese día, es más, yo les diría que hicieran huelga indefinida y así nos dejaran tranquilos para poder vivir, comerciar y prosperar en libertad.

Y como siempre Andalucía es la vanguardia del libertarismo y el anarcocapitalismo español tras 30 años de gobierno socialista o social-comunista, de modo que Griñán se suma a la huelga de la mano de IU, siempre Sánchez Gordillo va por delante del resto.

Enlace relacionado: